/
1 View0

 La sarcopenia es la pérdida gradual y generalizada de masa y fuerza muscular conforme pasan los años debido a ciertos cambios fisiológicos que ocurren de manera natural en el organismo y que según el estilo de vida que llevemos, podemos ayudar a que estos procesos tarden más tiempo. 

La masa muscular representa casi el 50% del total del peso corporal en el adulto pero este tejido magro es el que pierde con mayor rapidez su volumen y fuerza, disminuyendo entre un 3 a un 8 % en cada década de la vida luego de los 30 años, pero se acelera luego de haber cumplido los 60 años llegando a disminuir casi en un 25% entre los 75 y 80 años con lo que al tener una disminución de músculo en las piernas, el desplazamiento se hace más difícil y aumente el riesgo de sufrir una caída y fracturas siendo así uno de los principales factores de riesgo de discapacidad, disminuyendo la calidad de vida en la población anciana. Esta suele estar acompañada por aumento en el tejido graso y se relaciona con un aumento en la probabilidad de padecer hipertensión, osteoporosis, diabetes u obesidad en aquellas personas con un factor genético predisponente. 

La sarcopenia no tiene una sola explicación, sino que se atribuye a la interacción de múltiples factores que intervienen en la pérdida de masa y fuerza muscular, los cuales son: 

Sistema nervioso: con la edad las unidades motoras presentes en la médula espinal se van perdiendo por lo que luego existe una atrofia del músculo. 

Factores musculares: la pérdida de la fuerza muscular está dada por una disminución en la calidad muscular propia de la edad y por una disminución del número de células musculares que dan lugar a la disminución del volumen muscular. 

Factores hormonales: las hormonas que favorecen el crecimiento de los tejidos como la hormona somatotropina, testosterona y estrógenos disminuyen con la edad, así mismo disminuye su efecto trófico lo que conlleva a una atrofia muscular. 

Factores del estilo de vida: la degeneración del músculo empeora y se acelera con un estilo de vida sedentaria. 

Su tratamiento se basa en medidas dietéticas que comprendan una adecuada nutrición con una cantidad adecuada de proteínas, también se debe de llevar una rutina física programada adaptada a las circunstancias de cada paciente. 

Además de una dieta balanceada, en la mayoría de los casos es necesaria la ingesta de una suplementación adicional que ayude reducir la progresión de la degeneración muscular. Estudios sobre tribulus terrestres han demostrado su acción en el incremento de la producción de testosterona hasta en un 52% debido a las saponinas que contiene, su compuesto activo principal es uno similar a los esteroides (protodioscin) que estimula la secreción de la hormona luteinizante por la glándula pituitaria activando la producción de testosterona y esta a su vez aumenta la masa muscular. Fortis Activity Protein puede ayudarte a conseguirlo.

El eleuterococo se considera un adaptógeno, por lo que ayuda al organismo a adaptarse a situaciones de estrés, ayudando a aumentar la sensación de bienestar. Pruebas han demostrado este efecto protector que ejerce en aquellos estados de estrés físico y mental, además, induce la secreción de la hormona luteinizante. Por lo que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba su uso en síntomas de fatiga y sensación de debilidad. 

Bibliografía 

Fitoterapia, 2017. Eleutherococcus senticosus. [En línea] Available at: https://www.fitoterapia.net/vademecum/plantas/index.html?planta=148&tipo_nombre=1 [Último acceso: 16 5 2019]. 

Gauthaman, K., 2007. The hormonal effects of Tribulus terrestris and its role in the management of male erectile dysfunction and evaluation using primates, rabbit and rat. [En línea] Available at: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0944711307002838 [Último acceso: 10 5 2019]. 

Gil, D. P., 2011. Manual del residente en geriatría. [En línea] Available at: https://www.segg.es/media/descargas/Acreditacion%20de%20Calidad%20SEGG/CentrosDia/ManualResidenteGeriatria-2.pdf [Último acceso: 10 5 2019]. 

Laura J. Martin, M. M., 2018. Cambios en la figura corporal con la edad. [En línea] Available at: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003998.htm [Último acceso: 10 5 2019]. 

Rexach, J. A. S., 2006. Consecuencias clínicas de la sarcopenia. [En línea] Available at: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v21s3/art06.pdf [Último acceso: 10 5 2019].